fbpx

¿Qué es la zona bajas emisiones Barcelona?

La ciudad de Barcelona decidió delimitar la ZBE (zona de bajas emisiones) a finales del 2017, momento en que las autoridades determinaron el espacio territorial, los vehículos afectados, los horarios y la señalización acorde para disminuir el impacto de los gases contaminantes en el centro.

La ciudad condal decidió que la restricción de circulación se produzca entonces entre las 07:00 y las 20:00 de los días lunes a jueves, en los casos de aquellos vehículos que no disponen de la etiqueta ambiental de la Dirección General de Tránsito, o que no cumplen con las emisiones de gases establecidas a partir de las recomendaciones de la Unión Europea.

Los acuerdos al respecto, que fueron alcanzados entre el invierno y la primavera 2017/18 graciasa la participación del Área Metropolitana de Barcelona y los municipios de Barcelona, L’Hospitalet de Llobregat, Sant Adrià de Besòs, Esplugues de Llobregat y Cornellà de Llobregat, permitieron el funcionamiento de esta zona restringida desde el 1 de diciembre de 2017.

Allí se generaron las normativas por las cuales únicamente podrán recorrer sin limitaciones la zona central de la ciudad aquellos vehículos que dispongan de la etiqueta ambiental de la DGT.

Aunque es cierto que existen excepciones al respecto, la regla general indica que los vehículos que serán alcanzados por esta restricción son aquellos que corresponden a los turismos de gasolina anteriores al año 2000 o los diésel anteriores al 2006.

Por supuesto, quedan fuera de esta normativa vehículos específicos, entre los que podemos mencionar por ejemplo aquellos que trasladan a personas con movilidad reducida, los que prestan servicios esenciales, o los vehículos que atienden emergencias. Éstos pueden circular por la zona protegida independientemente de su etiqueta de la DGT.

Este acuerdo tiene el objetivo principal de mostrar el compromiso que existe por parte de las autoridades locales en cuanto a la lucha contra la contaminación, y la necesidad de mejorar la calidad del aire que se respira.

Respondiendo a los compromisos adquiridos en la Cumbre de la Calidad del Aire, los diferentes municipios junto con el Plenario del AMB, decidieron entonces sumarse a las más de 200 ciudades del territorio europeo que ya habían delimitado sus zonas de bajas emisiones.

Al lanzar el proyecto, la teniente de alcaldía de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz, destacó a los medios de prensa que “la lucha contra la contaminación es una prioridad de ciudad y una prioridad de salud pública”, además de asegurar que “no podemos permitirnos los actuales umbrales de emisiones, hay que tomar medidas valientes y estructurales para revertir esta situación y no aplicarlas sería una irresponsabilidad”.

En este sentido, es importante destacar que el Ayuntamiento de Barcelona no trabaja sólo, sino que cuenta con la colaboración de los expertos que forman parte del Programa de Medidas contra la Contaminación Atmosférica, superando el medio centenar de actuaciones concretas, y apostando por implicar también a los municipios y sus administraciones para mejorar los resultados.

Mapa de la ZBE de Barcelona

Aquí podéis ver un mapa de la zona de bajas emisiones de Barcelona.

  • Ámbito territorial

En cuanto al ámbito territorial cubierto por esta zona de bajas emisiones, se encuentran los siguientes espacios dentro de la ciudad y sus alrededores: Barcelona menos barrios de Collserola y la zona industrial de Zona Franca; la mayor parte del municipio de L’Hospitalet de Llobregat y el municipio de Sant Adrià de Besòs; y las áreas de Cornellà y Esplugues.

  • Horarios, días

Como hemos comentado, esta zona de bajas emisiones entró en vigencia el 1 de diciembre de 2017 en los horarios ya mencionados, de forma tal que aquellos vehículos afectados por la medida sólo podrán recorrer esas zonas los fines de semana o días festivos, como así también de lunes a jueves en la franja horaria de las 20:00 a las 06:59. Se espera luego que en distintas etapas específicas del calendario, como en verano, pudiera haber modificaciones.

  • Excepciones

Si se repasa el acuerdo entre los consistorios y el AMB, constituyen casos excepcionales concretamente los vehículos de emergencia, como por ejemplo la policía, los bomberos o las ambulancias; además de los vehículos que trasladan personas con movilidad reducida y aquellos encargados de prestar servicios básicos, como los médicos o funerarios.

  • Señalización vial para restringir la circulación

Dada a conocer durante la III Consejo de Movilidad del AMB, la señalización vial que regirá esta zona estará ubicada en las salidas de las rondas de la región, como así también dentro de los trazados urbanos que formen parte de la ZBE.

Por otro lado, la Generalitat y al Servicio Catalán de Tráfico han sido instruidos también para realizar la señalización correspondiente en las vías que forman parte de su jurisdicción, como por ejemplo las B-23, C-31, C-32, C-33 y C-58.

  • Diferencia entre aviso preventivo y episodio de contaminación

A fin de evitar confusiones, hay que destacar que un episodio de aviso preventivo de contaminación puede darse hasta 20 veces al año, mientras que uno de contaminación sólo debería producirse un máximo de 3 veces al año, por lapsos no mayores a 3 días. Cada vez que se produzca un episodio de contaminación, regirá esta zona de bajas emisiones para revertir la situación inmediatamente.

Restricciones al tráfico en Barcelona en 2019

Más allá de estas normativas en particular, no hay que perder de vista que, de cara al 2020, las autoridades locales pretenden que estas nuevas condiciones de circulación y el establecimiento de una zona de bajas emisiones sea el primer paso para evitar los episodios de contaminación.

El programa de medidas del Ayuntamiento de Barcelona, como así también los acuerdos adquiridos con los 36 municipios metropolitanos en el Plenario del AMB, estipulan que estas acciones que hoy resultan excepcionales y sujetas a los episodios de contaminación, se vuelvan permanentes de forma progresiva desde este mes de enero de 2019.

De este modo, las restricciones se aplicarán de forma definitiva a los turismos EURO 1 y las furgonetas pre EURO1 desde estas primeras semanas del año; y alcanzarán a todos los vehículos sin etiqueta de la DGT en enero del 2020; instancia en la que se espera que las modificaciones en transporte público y aparcamiento hayan sido desplegadas.