Mostrando todos los resultados (3)

GUÍA DE PATINETES CON SILLÍN

A continuación, os damos unos pequeños consejos que os ayudarán si estáis pensando en comprar un patinete con asiento. La guía está dividida en los siguientes puntos:



  1. Patinetes eléctricos con sillín
  2. Tipos de patinetes eléctricos con sillín
  3. Características de los patinetes eléctricos con asiento
  4. ¿Por qué comprar un patinete eléctrico con sillín?
  5. ¿Dónde comprar un patinete eléctrico con sillín?

1. Patinetes eléctricos con sillín

Cuando hablamos de patinetes eléctricos con sillín o patinetes eléctricos con asiento, nos referimos a aquellos que, desde fábrica, cuentan con este accesorio que nos brinda una mayor comodidad al momento de desplazarnos a bordo de este tipo de vehículos.

Los patinetes eléctricos con sillín pueden ser tanto los que han sido fabricados para adultos como los que han sido diseñados para los más pequeños, teniendo en cuenta que estamos hablando de un tipo de accesorio que realmente puede ser útil tanto para los más grandes como para los chicos.

Aunque se puede añadir un sillín a cualquier patinete eléctrico independientemente de sus características técnicas, no es un detalle menor que aquellos que suelen incorporarlo desde origen son los que tienen potencia más bien reducidas. Nos estamos refiriendo, sin ir más lejos, a aquellos que pueden ser comprendidos entre los 250 W y 500 W.

Esto tiene que ver con que se trata de patinetes eléctricos pensados para desplazamientos más lentos, que se parezcan más a un paseo que a un traslado hasta nuestro lugar de trabajo.

En líneas generales, debes saber que el añadido de un asiento al momento de comprar un patinete eléctrico no tiene por qué afectar demasiado el precio de este producto, ya que se trata de un accesorio económico. Incluso son muchas las personas que adquirieron un patinete eléctrico y que luego se lo han agregado por un valor moderado.

Si hacemos un análisis del mercado en la actualidad, podemos decir que estos tipos de patinetes representan una minoría en este segmento. Esto significa que si buscas uno con este tipo de accesorio, en más de un caso tendrás que resignar algún diseño que te agrade.

Luego tenemos también los patinetes eléctricos con una sola rueda, los denominados monociclos, que en ningún caso llevan sillín porque no forman parte del concepto y añadirlos sería demasiado complicado como para que alguien intente hacerlo.

 

2. Tipos de patinetes eléctricos con sillín

De igual modo, conviene saber que existen hasta tres tipos de patinetes eléctricos con sillín si es que tuviéramos que organizarlos en grandes grupos.

En primera instancia tenemos los patinetes eléctricos con asiento universal, que son aquellos que poseen un asiento que puede servir a cualquier tipo de usuario, y que no necesita de regulaciones ni adaptaciones para nadie en particular.

También tenemos los patinetes eléctricos con asiento para adultos, que son aquellos que parten de la base de un diseño de patinete para adulto, al que se le ha añadido un sillín, pero que al poseer una mayor potencia, no están indicados para los más pequeños.

En esos casos tienes también los patinetes eléctricos con sillín para niños, que son patinetes con una velocidad máxima limitada, que incorporan un asiento para que los chicos vayan cómodos.

 

3. Características de los patinetes eléctricos con sillín

Las características de los patinetes eléctricos con sillín pueden ser sumamente variables, teniendo en cuenta que en realidad este accesorio puede añadirse a cualquier tipo de patinete eléctrico, desde los que han sido fabricados para niños y poseen una potencia ínfima, hasta aquellos pensados para ser conducidos por adultos en todo tipo de superficies.

Claro que la calidad del asiento en cuestión, y por ende su precio y el de su instalación van a variar de acuerdo al coste que haya tenido el patinete en cuestión. No es lo mismo colocar un asiento que tendrá que sobrellevar una potencia de 3000 W que agregar al vehículo uno para ser utilizado por un niño a bordo de un patinete de 250 W.

La norma indica que el sillín es sobre todo recomendable para las personas que tienen pensado trasladarse a velocidades mínimas o bien utilizarlos para entretenerse, como es el caso de los más chicos. De este modo, podría decirse que las características típicas de los patinetes eléctricos con asiento es la de ruedas más bien pequeñas, escasa potencia, etc.

 

4. ¿Por qué comprar un patinete eléctrico con sillín?

Si estás barajando la posibilidad de hacerte con un patinete eléctrico, y no sabes si adquirir uno con sillín o sin él, debes saber que existen algunos motivos para añadirlo.

En primera instancia, comprar el sillín ya instalado en el patinete eléctrico supone el ahorro de algo de dinero respecto de hacerlo de forma independiente más tarde, así que si sospechas que puede serte de utilidad, mejor que lo adquieras junto con el vehículo.

En segundo lugar, si estás pensando en utilizar el patinete eléctrico para desplazamientos más bien extensos, o también para pasear y no sólo para ir a un destino específico, tener un sillín te permitirá disfrutar del recorrido mucho más por un precio mínimo.

En tercera instancia, disponer de un sillín en tu patinete eléctrico es una de las mejores formas en las que podemos evitar los accidentes, ya que los asientos colaboran con el equilibrio que el conductor puede alcanzar a bordo de estos vehículos.

Y finalmente, otro buen motivo para adquirir tu patinete eléctrico con un sillín ya instalado de fábrica tiene que ver con que podrás quitarlo cuando quieras, de modo que nunca te sentirás obligado a tenerlo instalado. En apenas unos segundos es posible deshacerte de él.

 

5. ¿Dónde comprar un patinete eléctrico con sillín?

Los patinetes eléctricos con sillín pueden encontrarse básicamente en los mismos sitios en los que hallamos los patinetes eléctricos tradicionales. Lo cierto es que las grandes tiendas online como Amazon o eBay poseen una enorme cantidad de modelos a disposición, que podremos comparar para conocer en detalle, o para buscar los precios más económicos.